sábado, 22 de octubre de 2011

Las asociaciones de padres piden en varios colegios que se retire el panga del menú escolar

Consideran que el panga es un alimento poco saludable para los niños porque puede presentar restos de pesticida y mercurio. Los expertos creen que no hay problema si no se toma en exceso.
Con un aporte rico en proteínas, fuente de minerales como el fósforo, el potasio o el sodio y vitaminas que potencian al crecimiento, no hay familia que dude de los beneficios del pescado en la dieta de sus hijos. Pero la llegada de especies importadas y más baratas empieza a destapar las primeras excepciones. Las asociaciones de madres y padres (Ampas) de varios colegios aragoneses han solicitado a sus respectivos consejos escolares que se deje de servir panga en los comedores. Consideran que ese pescado de agua dulce procedente de Vietnam es «poco saludable» y «no recomendable» para los niños.
Estas peticiones responden a la recomendación que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lanzó hace unos meses de no consumir en exceso filetes de panga y perca al haberse detectado en ellos restos de pesticidas y trazas de mercurio. Esos elementos se hallaron en un control rutinario y están dentro de los límites legales, por lo que no suponen un riesgo inmediato, se lee en el informe del organismo. «Hay que entenderlo bien. Se pide que no se coma más de una vez por semana, no que se deje de comer», recalca Mari Lourdes de Torres, coordinadora en Aragón de la Sociedad Española de Dietética.
Piscifactoria de panga en Vietnam
Ese matiz no calma el recelo que muchos padres tienen a la panga, que se ha convertido en un fijo de los menús escolares por su precio asequible, sabor suave y el hecho de que apenas tiene espinas. Ese pescado se sirve en la mayoría de los comedores a la plancha o rebozado y según los menús de los centros públicos y concertados consultados -fechados en marzo-, aparece una vez a mes.
«Aunque con poca frecuencia, ese pescado no parece el más recomendable para el menú alimenticio de un comedor escolar», reza la nota de aviso que la Ampa de un colegio del centro de la capital aragonesa ha enviado a sus miembros. «Hay desconfianza. En la última asamblea, algunos padres plantearon que se sustituyera la panga por otra especie de la que no haya sospechas. Esto se llevará a la comisión de comedor para que lo traslade al consejo escolar», explicó Celina Willimburgh, miembro del Ampa de otro de los centros donde se ha abierto el debate sobre la especie vietnamita. «Cada vez son más los padres que el día que hay panga mandan a sus hijos con un justificante para que se les dé otra cosa», añadió una monitora de comedor de otro colegio de Zaragoza.
La preocupación de las Ampas ha llegado a oídos de la federación de padres Fapar. «Nos han comentado casos de determinados colegios, pero de manera puntual. Ya lo hemos puesto en conocimiento del Servicio Provincial de Educación», explicó la presidenta, Ana Abán. Esta añadió que se está recogiendo el sentir de las diferentes Ampas sobre los comedores escolares y que se va a preparar un informe sobre la alimentación: la calidad, si es equilibrada, la presentación de los platos...
De momento, las principales empresas de cáterin de Aragón no han recibido peticiones formales para retirar la panga y ni Educación ni Salud han emitido órdenes al respecto. El temor sí se ha notado en el mercado. «Ha habido un descenso acusado de las ventas, sobre todo en el último mes», comenta José María Torralba, presidente de la asociación de mayoristas de pescado de Mercazaragoza. Este apuntó a la merluza como buen sustitutivo.
¿Cuánto mercurio tiene?
Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), la panga no supera el límite de 0,5 mg/kg de mercurio, pero sí llega a la mitad de esta cifra. Esto permite pensar que con una toma semanal alta de esa especie, se pueden ingerir niveles elevados de este contaminante y poner en peligro la salud, sobre todo la de las poblaciones de grupos vulnerables (niños y embarazadas), debido a su efecto acumulativo.
Ante esto, los expertos insisten en recalcar el matiz de la periodicidad. «No suponen un riesgo inmediato para la salud si no se consume en exceso», dice Mari Lourdes de Torres, de la Sociedad Española de Dietética. Aunque algunos se desmarcan. «Teniendo excelentes pescados en nuestro país y ante la duda de que esté contaminado, mejor comer lo de aquí», añadió Manuel Bueno, presidente de la Real Academia de Medicina de Zaragoza.
Fuente de la noticia:  El Heraldo de Aragón
[Gracias a la presión de los padres, en las escuelas vascas ya no se come panga. Se ha retirado "temporalmente" el panga de los colegios después de que a primeros de mes (Febrero 2011), la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alertase de que este pescado que proviene del río Mekong (Vietnam) contiene restos de un herbicida prohibido en Europa y 0,5 miligramos por kilo de mercurio por encima del límite legal].
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario