lunes, 10 de enero de 2011

La escuela rural es la joya de la corona

Resum de l'entrevista a Irene Rigau a La Vanguardia 08/01/2011
(...)
    ¿Los recortes podrán afectar a las escuelas rurales, con pocos alumnos?
    No. La escuela rural es la joya de la corona. La escuela rural de Catalunya, con el modelo de zonas escolares rurales ,es la demostración de un modelo de país, y tiene el mismo derecho a recibir educación el niño de un pueblo con una población pequeña que un niño de una ciudad grande. La escuela en un pueblo tiene un componente de política territorial.
(...)

    El fracaso escolar en Catalunya es elevado. La última evaluación de sexto de primaria decía que un 30% de alumnos pasa a la ESO sin los conocimientos mínimos, y el fracaso escolar en secundaria es similar.
    Hace dos años se nos dijo que el 25% de alumnos de primaria no alcanzaba los objetivos de comprensión lectora. Y el año pasado fue el 30%. Mientras tanto, ¿qué hemos hecho en los centros? Si hay una dirección general de primaria podrá identificar cuáles son los centros que tienen dificultades, cómo se les puede ayudar, cuáles son los que lo han hecho bien, cuánto tiempo se dedica a la lectura... Reducir el fracaso escolar en primaria es imprescindible para tener una buena secundaria. Y tener una buena secundaria es fundamental para que haya más estudiantes en la postobligatoria y llegar a los parámetros que marca la OCDE.

    ¿Qué falla en la primaria? ¿Cuáles son las principales causas de la caída del nivel de los estudiantes?
    Hay cosas que tenemos que evaluar y estudiar. Cuál es el impacto del modelo de plantilla de un centro de primaria, de pasar de un maestro generalista a muchos especialistas, y que alumnos del primer ciclo de primaria tengan hasta siete maestros a la semana. Pediré que se estudie, pero creo que aquí tenemos una de las causas.

    ¿No es eficaz tener maestros especialistas?
    Los alumnos de primer ciclo de primaria necesitan una interlocución más estable, sin restar valor al maestro especialista. Y necesitan más horas de tutoría. Esto lo complicó de manera clara la sexta hora. Al reducir las horas lectivas del profesorado y ampliar la de los alumnos hicimos que los estudiantes tuvieran seis o siete maestros distintos.

    ¿Qué más influye?
    Otro factor que influye en el fracaso escolar es el tema de la de la formación del profesorado, que es buena pero se puede mejorar. También está el tema del currículum,  lo hemos cargado mucho, todo lo que surge se tiene que enseñar en la escuela. Y luego otras cuestiones más relacionadas con la evolución social y de la mentalidad. Por ejemplo esta oleada que dice que se tiene que respetar la maduración del niño, no presionarlo, que el primer objetivo es que el niño sea feliz, que no se frustre, la ortografía natural ...

    Muchos profesores de secundaria critican que los alumnos no llegan bien formados.
    Hay que ir con cuidado, no podemos echar culpas a otras etapas educativas. La cuestión es que hemos tratado al niño como si siempre tuviera que ser niño y vivir en una infancia permanente. Y este acompañamiento de la infancia a la vida adulta debe ir acompañado de esfuerzo, de límites y saber que todo el mundo puede rendir más de lo que a menudo rinde y por tanto hay estimular mucho el esfuerzo, en todos los sentidos. Hay que revisar esta visión del niño. Tenemos una infancia más estimulada que nunca, mejor alimentada en general que nunca, y no tiene sentido que tengan rendimientos tan bajos en lectura y escritura.

    ¿Pretenden reformular el currículum de primaria?
    No tanto una reformulación porque ya está aprobado y no queremos hacer cambios innecesarios. Pero sí que queremos hacer una reducción. Dejar muy claro qué es lo fundamental en cada materia y en cada etapa. Que las competencias básicas ocupen la parte más importante del tiempo escolar, del proyecto educativo.

    ¿Cuánto quieren reducir el fracaso escolar?
    Es un objetivo muy ambicioso y nos proponemos llevarlo a cabo en dos legislaturas. En educación los procesos son acumulativos. Hay que generar los cambios que lo permitan. Pero no pondremos números para no presionar. No me interesa que los alumnos aprueben para llegar a la estadística sino que aprendan de verdad. Entonces primero tenemos que detectar de forma precoz los problemas de aprendizaje. Una de las primeras actuaciones será trabajar en este sentido.

    Algunos profesores denuncian precisamente presiones para aprobar a alumnos y quedar bien en las estadísticas.
    Esto es lo que se dice pan para hoy y hambre para mañana. Porque en educación no nos tenemos que engañar. Hay que actuar lealmente con los objetivos fijados. Lo que tendremos que hacer sobre todo en ESO y bachillerato es un análisis de las mecánicas de evaluación. En qué condiciones un alumno aprueba, las repeticiones, hasta qué punto los alumnos confían en que se les aprobará aunque no se esfuercen más. Revisaremos estas mecánicas de evaluación. En este sentido, nos planteamos reintroducir los exámenes de recuperación de septiembre.

    ¿Cómo afectará el recorte presupuestario a la educación?
    Evidentemente nos afectará, porque el país está en una situación crítica y debemos gestionar una política de austeridad. Por tanto, todas estas prioridades han de estar muy claras y conseguir que lo prioritario se haga igual optimizando los tiempos escolares y la organización de centros y esto puede comportar la revisión de la sexta hora en según qué edades y centros.

    ¿Afectará el recorte a los recursos humanos, a la plantilla de profesores?
    Hay muchos docentes que preferirían desdoblar grupos o tener dos profesores por aula para enseñar algunas materias que no hacer seis horas al día. Y hacer esto en cinco horas con los mismos medios. Tendremos que vigilar mucho y hablar de las dedicaciones de los  maestros.

    ¿Eliminarán entonces la sexta hora en la pública?
    Ahora sólo apunto que quiero analizar la eficacia de esta iniciativa tan costosa para el sistema. A lo mejor es necesaria en unos centros y en otros no. Lo que es evidente es que se han incrementado mucho los recursos y los resultados educativos no han mejorado.

    ¿Qué pasará con la semana blanca de este curso?
    La semana blanca forma parte del calendario escolar vigente. Sabemos que el año que viene es voluntad del Govern que no se repita pero ahora hay una situación transitoria. Todos los centros y familias que la tengan programada, evidentemente, la harán. Ahora, en relación al apoyo económico que tenían que recibir, se dejó pendiente resolver una convocatoria. Estamos analizando estas peticiones, el impacto económico, si el país se tiene que gastar este dinero, y cómo se reparte para no generar un problema a las familias que se quedan colgadas esta semana.

    ¿Pero se podrá dar el caso que algunos centros no hagan la semana blanca, que den clase?
    Si algún centro tiene muchas dificultades y no la pueden organizar, podremos hablar. Pero sería en casos excepcionales, la norma es que se haga.

    ¿Continuará la implantación de los portátiles?
    Es uno de esos elementos que ha ido en contra de la tradición de los docentes de Catalunya. Somos un país que ha aprendido a dar respuesta a las nuevas exigencias a través de los mecanismos propios de la renovación pedagógica. Y esta propuesta que viene de arriba debe ser revisada. El instrumento es importante pero nunca lo será tanto como quién lo enseña y cómo. Debemos revisar si la conexión es adecuada en los centros, el contenido de los materiales digitales. Y después hay fases que nos permiten introducir las tecnologías en el aula de una forma más gradual. Por ejemplo, la pizarra digital es un muy buen instrumento. Analizaremos cuáles son las dificultades que ha habido y la cuestión presupuestaria.

    ¿Habrá pues un paréntesis en la implantación del portátil?
    Todos los centros que lo tienen continuarán con él.

    Los que todavía no lo han incorporado, ¿lo harán?
    Ya veremos, se podría hacer parcialmente o frenarlo.

    Pero la implantación de los portátiles también es una iniciativa del ministerio de Educación, con el programa Escuela 2.0.
    El problema es este. Cuando el Gobierno español condiciona otorgar determinados recursos a políticas que él diseña puede coincidir o no con lo que se está haciendo en Catalunya, y para no perder esta financiación te acoges a ello. Pero si no has hecho un pilotaje, no tienes preparados los contenidos digitales, si no has hecho formación, si no tienes la instalación adecuada… aquí hay que hacer política y pensar que la filosofiía pedagógica está por encima de las presiones políticas del gobierno central. Es cierto que las nuevas tecnologías se tienen que introducir, que están aquí para quedarse, pero pocos países lo han hecho como nosotros. Estamos mirando qué experiencias hay en la OCDE al respecto. Y tendremos que hablar con el Ministerio.

(...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario