sábado, 3 de julio de 2010

Guerra de preus en el llibre digital!!

Molts instituts es neguen a gastar més de 30 euros per alumne en els nous materials i les editorials denuncien ingerència. Font de la noticia: Maite Gutiérrez La Vanguardia  03/07/2010

La introducción de los libros digitales y los portátiles en Catalunya giran estos días en torno a una cifra: 30 euros. Según quién lo mire, la cifra adquiere diferentes significados. Las familias: una ayuda para comprar material. Institutos: el tope que gastarán en la adquisición de estos libros. Editoriales: un ataque al libre comercio. Profesores: la libertad de cátedra peligra.

Educació da a los institutos 30 euros por cada estudiante dentro del programa de digitalización de las aulas. El dinero debe destinarse a la compra de libros digitales y muchos institutos han decidido que no gastarán más que esto. "Las familias han de pagar 150 euros por el portátil y no les haría ninguna gracia tener que poner más dinero para los libros", explica Núria Gil, profesora de uno de los institutos de Catalunya que introducirá el ordenador en el aula a partir de septiembre. En su centro no gastarán más que 30 euros por alumno. Pero, aunque los libros digitales son más baratos que los de papel, esta suma da para comprar las licencias de tres asignaturas como máximo.

Cuatro editoriales han propuesto su solución. Ofrecen paquetes de todas las asignaturas –en algunos casos sólo de siete– por los famosos 30 euros, adaptándose así al importe que da Educació. Y aquí empieza otro conflicto. Algunos profesores lo ven como una falta de respeto a su libertad de cátedra: no podrán elegir editorial. "Esto está provocando problemas en varios institutos, pero hay que tener en cuenta que el libro digital sólo es un referente, no lo puedes utilizar al 100% y siempre necesitarás otras webs o materiales para complementar la enseñanza, así que la libertad de cátedra puede quedar compensada", explica Francisco Gallardo, profesor de Castellano y director del instituto Puig Castellar de Santa Coloma de Gramenet –introdujeron el portátil en el curso 2009-2010–. Gallardo afirma además que "el compromiso fuerte" seguirá estando con el libro en papel. "Aquí el profesor sí elegirá el que quiera", dice.

Los 30 euros de la discordia también han hecho que las editoriales entren en una espiral de ofertas para colocar sus productos digitales. "Nerviosismo" y "competencia desatada" son algunos de los términos que utilizan profesores consultados para describir la situación. "Es el primer año en el que las editoriales están dispuestas a regatear", afirman los docentes con los que La Vanguardia ha hablado.

El tema ha adquirido tal magnitud que incluso la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele) ha enviado una carta a todos los institutos de Catalunya explicando que pueden gastarse más de 30 euros en libros digitales. "El importe de los 30 euros que otorga el Departament d'Educació (...) es una mera subvención o ayuda para la adquisición de los libros que no tiene por qué coincidir con el precio total de los mismos", dice la misiva. "La elección concreta de los libros digitales que se van a utilizar durante el curso corresponde exclusivamente a los profesores (...) y el precio le corresponde fijarlo libremente a las editoriales y librerías, no a la Administración", continúa.

Todo parece indicar que los profesores perderán margen para elegir libro el curso que viene, aunque en algunos institutos tratan de compensarlo teniendo al menos dos editoriales distintas. Es el caso del Eduard Fontseré (l'Hospitalet de Llobregat), donde pedirán a las familias una aportación extra para comprar libros digitales de más variedad.

En Anele también preocupa que la plataforma informática que debe distribuir los libros digitales "aún no esté lista". "Vamos con mucho retraso", dicen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario